lunes, 13 de febrero de 2017

Hablemos de La La Land

la-la-land

Con el Oscar cada vez más a la vuelta de la esquina, un nombre ha resaltado por sus 14 nominaciones. La La Land es la película que está en boca de las masas y la crítica le ha otorgado, de manera consensa, halagos de todo tipo, resaltando la ingeniosidad, creatividad y vanguardismo de la obra. Como no soy de fiarme del todo de este tipo de impresiones, decidí aprovechar que llevaba un tiempo en los cines para verla. Mi opinión resumida es que como obra individual es agradable, pero dista bastante de ser el trabajo sublime que casi todos dicen que es. Decir lo que opino no es tan meritorio, pese a ser una opinión impopular, así que tocará explicar bien el como llegué a esta conclusión.

No negaré las virtudes cinematográficas, posee elementos bien trabajados en lo concerniente a la estética visual y el lugar donde se desarrollar le da un toque bastante característico. Es de notar que busca un estilo de comedia romántica más asociado a filmes viejos que al estilo actual. El uso de musicales en la primera mitad y de momentos oníricos en la segunda, hacen que se distinga de tu típica producción Hollywoodense. Lastimosamente… sufre de diversos problemas que evitan que se siente diferente al producto de cine comercial actual. Es el típico caso de ideas interesantes en papel, pero vagamente desarrolladas en el  producto final.

La primera mitad del filme es lo más débil de la película. Inicia con un musical, lo que es positivo, a mi parecer, por como da una imagen inicial sobre lo que tendría que esperar de la obra. Al menos es la impresión que manejaremos en este segmento… El problema acá es que la historia se siente descolgada y algunos musicales parecen más un maquillaje de los defectos de la historia que un elemento complementario, bien implementado, de esta. El tema de Mia y sus amigas pudo haber estado bien para representar el viaje al lugar a donde se dirigían, pero aunque hace sentido en los términos mencionados, entorpece la escena a nivel emocional. Se supone que Mia está en constante cambio de emociones por lo relacionado a la frustración por su incapacidad parar audicionar de manera convincente. Tampoco ayuda que al director le gustara pasar de unas escenas a otras en poco tiempo, durante este periodo, porque no permite que la actriz demuestre bien el cambio de emociones, restando inmersión al momento.

El otro momento musical importante, para apoyar a las emociones y desarrollo argumental, fue la escena donde Sebastian (sin tilde al ser el nombre en inglés) y Mia hacen un dueto de baile en las calles cercanas al automóvil de esta última. A diferencia de los temas previos, este si apoya bien lo que sucede. Si me pongo quisquilloso, podría criticar al desarrollo de este momento como funcional, pero hasta ahí. No sé, quizás espero demasiado de las interpretaciones en los musicales y no sentí que Emma Stone o Ryan Gosling salieran de lo convencional. Pero dejemos eso atrás, porque estas son quejas de un cascarrabias y el momento cumple su función.

static.playbill.com

La verdadera historia empieza a moverse cuando estos 2 están de pareja. No sé si el momento onírico donde estos están en una exhibición, mientras flotan y el fondo cambia, estuvo bien colocado o si mi entretenimiento fue por lo absurdo. Independientemente de que era lo que buscaba el momento, mentiría si dijera que no me gustó. En general, es en esta segunda mitad donde la historia empieza a tomar más forma. Antes se sentía muy descolgada, ahora podemos ver hacia donde se encamina.

Sebastian posee un dilema que viene de su dificultad para obtener un empleo estable, siendo uno de esos individuos que difícilmente podrán encontrar los fondos para cumplir sus objetivos o garantizar estabilidad económica. El problema es que solo vemos un puñado de situaciones donde este dilema toma peso. La primera ocasión se muestra al principio, en la escena con su hermana, la cual es seguida de un despido y uno u otro momento donde trabaja en empleos de poco renombre. En la segunda mitad, en cambio, no tocan el tema o la angustia de manera adecuada. Las partes de la primera mitad que mencioné en este mismo párrafo, no es que profundicen tanto en la idea. Son muy puntuales, y no vemos de manera tan directa los efectos que esto ocasiona en él y su relación amorosa. El único momento que toca esto en la segunda mitad es cuando oye una conversación telefónica de Mia y la escena no es que dure mucho.

Un elemento que define a Sebastian es que es un purista del jazz. Me gusta ese género, así que puedo empatizar con él, pero nunca ahondan sobre el tema, ni el porque está bien su postura. Quiero decir, todos somos románticos en ciertos aspectos de nuestra vida, donde apreciamos algo en su forma más pura o “noble”. Pero La La Land no hace hincapié en el tema. Vemos como le molesta la música “comercial” cuando se enoja porque Mia, en una escena de la primera mitad, le manda a tocar “I Ran”, luego vemos como le incomoda el que su nuevo grupo de Jazz utilice herramientas más modernas y artificiales para complementar los temas musicales. Esto último se entiende, pero nunca te intentan explicar el porque es malo lo que a Sebastian le molesta. Ok… puedo entender si lo veo de una manera “meta” que combinar sonidos por combinarlos, produce que la calidad del tema baje, ya que aunque el resultado es pegajoso a las masas; representa un bajón de calidad de la música. Eso lo comprendo por tener amigos que, a diferencia de mi, son muy apasionados a la música. La disyuntiva que tengo es que no puedo esperar que el filme salga bien para, porque no ahondó en este tema, pese a que entiendo y comparte, en parte, el mensaje.

La La Land (2016 Film) - MovieholicHub.com

Lo de Sebastian y su dificultad con este enfoque musical, está directamente conectado con el dilema de este para obtener estabilidad financiera. Él obtiene este empleo porque sentía que era lo mejor para la pareja. Este es un tema interesante, acá si se tiende a profundizar más el conflicto que esto ocasiona en el dúo protagónico. Lo que resta puntos es que los dilemas previos, los mencionados en los 2 párrafos anteriores, son la base de lo que tenemos en pantalla. No digo que esto quite efectividad a la escena, ni niego que el desarrollo de esto estuvo de manera correcta. A lo que quiero apuntar es que todo esto hubiera tenido mayor impacto si se hubiese explorado mejor a Sebastian y sus conflictos. De todas formas, le tengo que reconocer al filme por como llevaron esto; aún si las bases no estaban bien cimentadas.

Obviamente, este tipo de historias amorosas tienden a desarrollar un tipo de conflicto emocional entre los 2 principales. Lo que se busca acá, nuevamente, se ve afectado por el poco enfoque que se le dio a los pequeños detalles que construyen todo. Resulta que Mia iba a tener un monólogo, por el que ella pagó, para intentar darse a conocer y tomar experiencia. Al ser alguien desconocida, lógicamente, no iba a asistir mucha gente. El problema es que nos dicen que la interpretación fue poco apreciada, pero nunca nos demuestran segmentos de esta, ni las reacciones del público en vivo. Solo vemos a Mia escuchando uno u otro comentario suelto por ahí cuando está arreglándose para salir.

El drama nace de que Sebastian no fue a la interpretación, porque debía asistir a una sesión de fotos. No sé, cualquiera con sentido común le hubiese llamado a su pareja para explicar que no podía asistir, también pudo ser más enérgico y directo con Keith sobre lo importante que era no asistir a la sesión. Quiero decir que Keith podrá ser un mal músico, que antepone el pragmatismo comercial para expandir su jazz, pero no es un desgraciado y quizás haberle explicado bien la situación le hubiese convencido o por lo menos el intento lo ameritaba. Incluso, he de mencionar que las amigas de Mia estaban entre las espectadoras y no vemos a estas interactuar, o aparecer cuando Mia tiene el bajón emocional. No sé, uno pensaría que siendo tan unidas con ellas, vivieron un tiempo bajo el mismo techo, estás hubieran apoyado más a su amiga, pero toda la escena está construida para forzar el melodrama, sin ser tan inclusiva con todos sus elementos. Haber puesto en la escena del rompimiento temporal a Mia con sus amigas apoyándoles, hubiese aportado más verisimilitud a la situación, aumentando el peso de lo sucedido.

Un problema que tuve con Emma Stone es que, siendo funcional en ciertos roles, no pudo desarrollar la escena de mayor dificultad actoral del filme, pese a tener un rosto bastante expresivo. El momento donde discute fuera del auto era difícil, porque intenta combinar una tristeza por la situación con una falsa risa para intentar disminuir la sensación de pena del momento. Mezclar ambos estados es complejo, le quedó grande la escena a Emma Stone. No logró realizar efectivamente lo de mezclar, alternando entre expresiones de tristeza y risa melancólica, sin éxito. También debo añadir que el como se construye este drama fue muy convencional para comedias románticas. La solución al problema peca de muy típica; resulta que alguien relacionada a un filme estaba en el público y le gustó lo que vio. No vemos mucho el como la ruptura afecta a ambos en ese momento, pero esto último lo puedo entender porque el filme no intenta ser, principalmente, un drama amoroso convencional.

La interpretación de Mia en la última audición me deja sentimientos encontrados. Entiendo que de manera deliberada hicieran que esta empezara lentamente, para ir ganando fuerza. Se nota que la forma rígida en que estaba el cuerpo, buscaba representar la presión que esta tenía, y como poco a poco lo superaba. El problema es que incluso cuando su interpretación tomó fuerza, seguía manteniendo los brazos y resto del cuerpo rígido. Fue algo deliberado, pero rompe la suspensión de la incredulidad que una interpretación digna de un rol fílmico, tenga a la actriz solo moviendo el rostro, manteniendo los brazos tiesos y pegados al cuerpo…

pegasus_LARGE_t_1581_106952634

Donde el largometraje se lleva mis aplausos, es en la escena final. Habiendo pasado 5 años separados, Mia está casada con otro hombre y tiene una hija con este. Ambos deciden ir a un club de jazz, donde nuestra protagonista nota que el título y su diseño es el que ella le había pasado a Sebastian. Estando en el local, vemos como estos 2 se encuentran. La interpretación final de Sebastian va a la par de un momento onírico donde vemos distintos momentos de la obra donde todo le salía bien a ambos, incluyendo momentos que hubieran sucedido de haberles salido todo bien. Es un momento precioso, porque toca de manera magistral el como la distancia y el tiempo pueden separar a 2 personas que en algún momento juraron amarse. Es como el final de “5 centímetros por segundo”, pero bien realizado. Es irónico que el mensaje con menos tiempo en pantalla, es el que al final tiene más impacto; siendo este el catarsis de la obra. Cuando todo esto termina, ambos intercambian miradas y luego cada uno sigue con sus vida, sabiendo que el otro cumplió sus metas artísticas. Me cuesta creer que sea esta la escena que la gente repudia, porque es la mejor trabajada. Es acá donde notas lo que el filme pudo llegar a ser de haber planteado mejor sus bases. Emotivo se queda corto para describir esta escena.

A pesar de que me la pasé resaltando defectos de la obra, no puedo considerar a La La Land como mala o mediocre. En verdad, es porque me gustó que le he tirado críticas negativas de esta manera tan específica que no acostumbro a utilizar. Muchos pensarán que el que considere al filme como decente o bueno a secas es un insulto a la obra, pero no es así. Un trabajo no tiene que ser excelso para tener un valor e importancia propia. Las obras como esta no tienen que ser unas obras maestras para que les tenga cariño. Que considere que al filme le faltó en varias áreas, no quita que no disfrutara del producto. Mi problema vino de que tenía elementos para ser algo más que una obra bastante correcta, pero el que no llegue a excelente no le resta méritos en varios apartados. A nivel técnico es un trabajo que resalta en múltiples apartados. Posee un cuidado de elementos como el vestuario, edición de sonido, fotografía y diseño de producción que muchas obras hollywoodenses desearían aspirar a tener. La actuación de Ryan Gosling, sin ser espectacular, estuvo bien. Y aunque me quejé de Emma Stone, tuvo aciertos, estando bastante correcta y funcional en su rol. La La Land no será tan buena como la pintan, pero tampoco es un producto al que pueda llamar defectuoso.

3 comentarios:

  1. como nadie comenta de esta pelicula, dire que me vi las dos ovas-peliculas de la serie animada de little witch academy y que ironia solo lo vi por que si tenia doblaje oficial, doblaje chileno lo tenia un doblaje genial. y vaya si me retracto ESTUVIERON BUENISISISMAS ME ENCANTARON, tal vez lo unico que si criticaria mal, es que no merecian tener esos diseños a lo kill la kill, deberian haver tenido un estilo ya mas caricaturizado como de los tiny toons gumball debido que su humor visual es mucho muy bien logrado que kill la kill y mas divertido sin necesidad de usar estupido fanservice o animacion epilpetica , sus personajes son carismaticas , con razon sucy tiene un chingo de rule 34, esta loquita y me agrada XD pero las que ganaron mi cariño fueron amalia , la alemana mecanica y la gordita comelona, me parece una pesima idea planear la serie con 25 episodios , hubiera quedado mucho mejor que solo fuese en ovas al menos 7 o 8 ovas animadas de alta calidad, con 25 capis y como esperar de trigger, ya si abra episodios muy mal animados , relleno , joder mataria a todos que le pusiesen estupidos , relleno por que lo unico bueno de trigger que me gusto aparte de inferno cop y la arruinen todo y volverlos en little filler academy no es justo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Se los dije, llevo desde hace un tiempo diciendo que LWA es la cosa más redimible de Trigger. Originalmente, admito que la primera ova no me había enganchado, pero la segunda fue la que logró hacerlo. Recientemente vi un rewatch a la primera ova y en verdad está mejor de lo que recordaba. Es un anime que utiliza un estilo de comedia más occidental, de cartoons, sin dejar de ser una producción con toques estilísitcos nipones. La segunda película es genial, muy buena. La serie esta siendo bastante agradable, pero se nota que el formato no permite unos diseños estables. Lo redimible vendría de que al tener diseños menos estables, juegan más con estas deformaciones para incrementar la expresividad con movimiento o muecas exageradas, como los cartoons de antes hacían. Hubiera preferido que el proyecto fuera una serie de ovas, pero asumo que consideraron que saldría mejor la serie. Yo lo que deseo esque esta venda bien, porque es de lo mejor actualmente en emisión, pese a los errores técnicos que provienen del formato de serie de tv.

      Lo que sucede es que el equipo de LWA es diferente al del resto de Trigger. Acá no está Imaishi, ni su gente. Este equipo está conformado por un equipo de animadores que debutaron con LWA, con expertos de la industria como el director, entre otros. Se nota que esta gente ama la obra, porque ponen un empeño en lo narrativo que ningún otro trabajo de Trigger posee. Lo que me gusta es que LWa no es moe, ecchi, ni lolicon. No tiene que caer en esos estilos para funcionar.

      Eliminar
    2. creo q el anime acabara muy aburrido y del monton , como la bazofia de kiznaiver pero agregaran sip lolicom y fanservice a lo largo de los capis y la animacion apestara, 25 capis? no jodan, no costo que fuesen ovas, no es pesimismo, es japons, ellos tienen esa habilidad de hacer todo mierda, en su tiempo mirai nikki era el peor anime jamas creado, luego prison school, luego yaoi in the ice y luego hasta actualidad con masou gakuen, si lo se ando comparando un show bueno con una predecesores de malas series , pero es japon y sobretodo trigger si va a acabar mal, ademas vivimos en una epoca muy sexista y conformista en la animacion, al carajo ante todo viva amalia y constanze

      Eliminar

Comentar te dará buen karma, salud y me hará feliz ;)

No soy perfecto y por ende puedo equivocarme. Si considera que he cometido un error, que mi estilo de escritura es malo o que tengo un pésimo gusto, no tenga miedo en corregirme. Intento ser abierto a las críticas y me encanta debatir por lo que no hay problema alguno si difiere con mi opinión. Solo borro cuando spamean o cuando hay insultos a terceros. No baneo, ni borro comentarios donde me insultan así que no hay problema sí desea ofenderme, no obstante sí responderé a los insultos ;)