lunes, 3 de abril de 2017

Cine Iraní: The Salesman

maxresdefault-1-2

Aprovechando que está la feria del cine de mi ciudad, aproveché para ver el más reciente de los trabajos de Farhadi; director iraní que ha sido galardonado en múltiples ocasiones. Mi objetivo era verme esta película y la alemana “Tony Erdmann”, para ver cual es la superior de ambas. Mi curiosidad por esta comparativa nació cuando unos amigos míos de twitter andaban enojados por el triunfo de The Salesman en los Óscares a mejor filme extranjero; diciendo que Tony Erdmann era superior y más merecedora del galardón. Todo esto alimentó la, ya elevada, curiosidad que tenía por estos filmes.

Como tengo que esperar a la tarde de hoy para ver Tony Erdmann, tocará hablar de la película iraní. Así que acá viene un ligero análisis. Reconozco que no me extenderé tanto, porque me cuesta expandirme a la hora de tocar los largometrajes de Farhadi, por lo que intentaré concentrarme en el tema subtextual, aunque tendré que explicar un poco de que viene la obra.

Es una película bastante atípica, la cual arriesga demasiado en el tramo final para expresar su punto; siendo una película que se enfoca más que construir todo para deliberar cuando debe. Donde se diferencia de Una Separación, (el otro filme galardonado de Farhadi), es en que esta obra es más arriesgada y pone todos los huevos de la canasta al final. Por suerte, Farhadi es un director habilidoso y cumple su cometido.

The Salesman trata sobre una pareja que debe ajustarse, después de un suceso en el cual un hombre golpeó a la esposa, estando esta en el baño. El filme inicia mostrando la vida de estos, pasando de escenas a otras; dando impresión de que en un principio no se sabe a que apunta la trama. Luego pasa el desafortunado evento, forzando a la pareja a lidiar con todo lo que un suceso como ese conlleva.

La esposa posee problemas que uno esperaría de una víctima. El estrés, inseguridad y temor a personas o sucesos que recuerden al momento le persiguen. No es que te lo esté tirando en la cara el filme, más bien, es una representación creíble del como alguien en su posición se maneja. El esposo, tiene problemas intentando ajustarse por los cambios de actitud de su esposa; elementos que no solo producen una relación más compleja a nivel matrimonial, también afecta a este a nivel laboral. Debo mencionar que el principal de los 2 empleos del protagonista es actuación, en un teatro donde su esposa se desempeña junto a él en uno de los roles protagónicos.

A todo esto, vemos como Emad busca descubrir la identidad del que atacó a Rana, aunque lo hace de manera más disimulada, utilizando las pistas que dejó el atacante. Tomemos en cuenta de que el filme es iraní, por lo que la idiosincrasia de estos personajes están basados en valores distintos a los de nosotros en occidente. Esto es importante a la hora de tocar este tema, porque el filme se hubiese acabado si Rana hubiese informado de todo a la policía; cosa que no hizo por no querer declarar, más el miedo a seguir tocando el tema. Por esto es que es Emad es el único que de cierta manera busca justicia.

TheSalesman-PersianFilmFestival-003

El momento más pesado, incómodo y fuerte vendría siendo todo lo de la revelación del evento final. Quiero decir, Farhadi construye una serie de eventos que ponen a Emad como el que está equivocado. Esto es algo que pudiese ser polémico, porque normalmente uno empatizaría con aquel que busca justicia, más no por el maltratador. No quiero spoilearles el fime, pero creo que debo revelar un par de situaciones para dar a entender el como Farhadi logra que el que busca justicia esté mal visto. Resulta que el que golpeó a la esposa, es un anciano cuya hija va a casarse. Emad le captura y mete dentro de un armario, encerrándolo ahí sin los medicamentos de este. Todo esto sin avisar a la esposas.

Después de esto, suceden una serie de eventos donde notamos como Emad va perdiendo humanidad; sin caer en la unidimensionalidad que muchos otros protagonistas caen. No es que la obra quiera justificar el asalto en casa a otra persona, ni niega los errores del viejo. Más bien, busca presentarte el como uno buscando hacer lo correcto, puede llegar a ciertos extremos donde puedes decepcionar a tus seres más apreciados. Busca mostrar de manera muy arriesgada el como la búsqueda de justicia por las manos lleva a la pérdida del sentido y horizonte moral.

No por esto Emad pasa a ser un mal individuo, pero pone en peligro lo más importante para él: Su matrimonio.

Como complemento metafórico del proceso de subida y caída moral de sus personajes, la película tiende a poner interpretaciones de teatro de la obra de los protagonistas, representando muchas veces la situación del matrimonio. Al principio vemos como la obra está en etapas de preparación, luego al haber el accidente, vemos como Rana se imposibilita para desarrollar su rol y luego la obra baja de nivel cuando esta es reemplazada por otra temporalmente. Todo esto se alinea con la situación familiar. Al principio te muestran las prácticas, porque la pareja está en una situación amorosa corriente o estable. La cancelación del trabajo por los problemas de Rana, referencia el como los traumas le impiden avanzar en su vida y complican la relación. El fallo por la ausencia de esta, muestra el como Emad no puede llevar un matrimonio estable si solo intenta hacer todo por su cuenta. Quizás esto no se note a simple vista, pero observando notas el como todo encaja con lo sucedido.

Cuando se da el clímax de la película, se cambia la escena al momento final de la obra; donde el personaje interpretado por Emad fallece. Esto sigue una escena donde no sabemos si el anciano ha fallecido o no producto de las complicaciones que los eventos sucedidos han causado a su ya mermada salud. No es coincidencia que esta parte de la obra sea la sucesora del suceso relacionado al anciano. Esto representa el como las acciones de Emad han llevado a que su matrimonio esté cerca de morir, el como ha caído ante los ojos de su esposa. Vemos como un hombre de valores e intenciones nobles, sutilmente sucumbe por una causa que luce correcta en un principio.

The-Salesman1

Donde el filme pudiera haber sido mejor es en como alarga eventos de la vida cotidiana, que aportarán algo a la vida de Emad o Rana, pero no lo suficiente como para tomar tanto espacio. También está que la película es muy dependiente de la catarsis de su tramo final. Digo esto último como una observación, más no tanto como un error. No niego que me gustan más los filmes que mantienen su nivel por periodos prolongados, más no opongo resistencia a aquellos que utilizan más su tiempo como construcción de momentos puntuales donde todo se desenvuelve. Es por esto que pese a tener momentos flojos, The Salesman termina siendo una película que está buena. No llega al nivel de “Una Separación”, pero es bastante recomendable para el que quiere iniciarse en el cine iraní. Quizás si estás acostumbrado a obras más palomiteras te puede parecer un poco pesado el filme, pero diría que este largometraje sirve para iniciarse con un tipo de cine distinto.

Algo que me hace pensar esto es que Farhadi es un director que funciona bien como inicio para el cine iraní. Hay mejores directores, pero Farhadi posee un estilo ligero que permite transiciones de estilo. Parte de esto es que este autor posee cierta influencia occidental que hace que uno pueda familiarizar más rápido con él que con otros autores. Que la escena principal de la primera mitad sucediera en una bañera es referencia a la escena de Psycho. Aparte de que la historia contada aquí es en cierto sentido una interpretación iraní de “Death of a Salesman” de Arthur MIller.

La referencia e inspiración de la obra de teatro de Miller es tal, que la vemos en la película. Las escenas de actuación de Emad y Rana son de “Death of a Salesman”, la cual toca temas similares, aunque de otra manera diferente. No sé si esto es ingenioso o muy estándar, pero es un gesto curioso lo de poner la obra de la que te inspiras para reforzar el mensaje al hacer analogía a los eventos de la trama principal. Pero dejando mis rodeos a un lado, lo que quiero expresar es que este es una trabajo que combina bien los elementos del cine occidental e iraní, así que lo recomiendo.

2 comentarios:

  1. interesante cine se nota que son musulmanes buena gente, al menos abiertos en ideas para hacer películas con mas expresión artística y no fanatista

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eso es algo bueno del cine iraní, ellos son bastante ambiguos y superiores a Hollywood en calidad. Es una de las naciones donde han sabido ser moderados, genuinamente recomiendo a este tipo de autores.

      Eliminar

Comentar te dará buen karma, salud y me hará feliz ;)

No soy perfecto y por ende puedo equivocarme. Si considera que he cometido un error, que mi estilo de escritura es malo o que tengo un pésimo gusto, no tenga miedo en corregirme. Intento ser abierto a las críticas y me encanta debatir por lo que no hay problema alguno si difiere con mi opinión. Solo borro cuando spamean o cuando hay insultos a terceros. No baneo, ni borro comentarios donde me insultan así que no hay problema sí desea ofenderme, no obstante sí responderé a los insultos ;)