jueves, 22 de marzo de 2018

Hablemos de Yuru Camp

Screenshot (989)

Siendo detractor de series como K-ON, lo normal es que terminaría siendo detractor de animes con cute girls haciendo cosas cute. Nada más lejos de la realidad, porque mi problema con K-ON y sus clones de primera mitad de esta década era que eran shows sin corazón. Llevaban su premisa de la forma más conformista y al final no veía una honestidad en su aprecio del tema sobre el que giraba la obra. Yuru Camp es distinta, porque este anime sí demuestra una pasión de su autor sobre la actividad de acampar. A diferencia de K-ON, donde realmente lo del club musical no pasaba de ser una mera excusa para algo más.

Yuru Camp es de esas sorpresas que no te esperas. Antes de su estreno uno hubiese pensado que sería un show donde su atractivo radicaría solo en tener cute girls. Por suerte, Yuru Camp posee personajes que dentro de su simpleza agradan bastante. No serán complejas las chicas de esta serie, pero en términos generales son agradables y algunas como Shima Rin resaltan bastante bien. Tener un cast agradable en este tipo de series es importante, porque al no haber una trama tan lineal la serie tiene que mantener la atención del espectador con otras cosas. Ayuda que Yuru Camp sea una serie que destaque bastante por sus escenarios, pero con 12 episodios es de vital importancia que la serie no llegue a ese punto donde cause un tedio verla semana a semana, o viendo varios episodios de una, como fue en mi caso.

Screenshot (861)

La mayor virtud sin duda está en los escenarios. Creo que acá nadie podrá contradecirme cuando digo que Yuru Camp posee el mejor uso de la escenografía de toda la temporada de invierno de 2018. Al ser un anime sobre chicas acampando, es de vital importancia que estas estén en lugares que puedan sumergir al espectador y hacer sentir que están viendo un sitio donde bien podrían estar. La ambientación es el elemento clave que permite que todo funcione. Esto Yuru Camp lo consigue gracias a su excelente composición. Todos los escenarios son armoniosos y se sienten como parte de un mismo mundo. No es solo que estos estén bien dibujados, también se puede ver un manejo bastante fino del color. La manera en que juegan con las matices del coloreado y el uso de la iluminación muestra un trabajo bastante profesional por parte de los encargados de este apartado de la serie. Aparte de que los lugares presentados tienden a ser bosques o sitios cercanos a lagos, los cuales tienden a tener ese efecto relajante en el espectador. Quizás a muchos les aburra, pero no quita que a varios nos tiende a relajar el ver este tipo de sitios, ya sea en la vida real o en dibujos que capten la esencia de estos lugares.

Ambientar bien no es solo hacer que los escenarios tengan la capacidad de introducirte en el mundo donde transcurre la serie, también requiere saber distribuir bien el tiempo dedicado a enseñar los escenarios y cuando no hacerlo. La serie maneja bien esto. El uso de los sonidos también está cuidado, pero la serie entiende que una escena funciona si es capaz de valerse por si misma con solo sus visuales. Yuru Camp no usa su apartado visual como un complemento de la experiencia. Sus visuales son el medio por el que te insertas en su mundo.

Screenshot (982)

Realmente no puedo decir que Yuru Camp tenga una historia a grandes rasgos. La series está compuesta de diversas actividades y eventos que poco a poco van construyendo la relación de Rin, Nadeshiko y el resto de las chicas. No es una trama lineal que necesita forzar un dilema que resolver. Simplemente las chicas hacen lo suyo hasta que en los episodios finales deciden acampar en la víspera de navidad. Todo esto sin meter un arco muy dramático al final, como harían muchas otras series. Consistente, amena y agradable son las palabras claves de Yuru Camp a la hora de desarrollarse.

Antes de avanzar, creo que es importante explicar a los que no sepan de la serie sobre lo que trata.

Yuru Camp gira alrededor de unas chicas que, en mayor o menor medida, tienen cierto interés por acampar. Las más importantes son Shimarin y Nadeshiko, aunque Chiaki y Aoi también tiene mucho protagonismo. La que no estoy seguro de poner entre las principales, pese a ser oficialmente una de las protagonistas, es a Ena. Esta última tiene más tiempo que los personajes secundarios, pero posee menos enfoque que las otras 4 y es solo hasta el final en donde le vemos de manera más frecuente. Durante muchos periodos de tiempo se limitaba a ser la amiga de Shimarin que chateaba con esta cuando Rin se iba a acampar y cuando estaban en la escuela.

Screenshot (973)

La serie va presentando diversas situaciones en las que sus personajes crecen paulatinamente. Rin va aprendiendo que aunque acampar sola sigue siendo su experiencia favorita, hacerlo con otras personas puede llegar a ser agradable. Nadeshiko se va introduciendo más en este mundo. Chiaki y Aoi meten a Nadeshiko a su club y con esta van empezando a actuar más como un club de verdad. Ena se mantiene sin tanto foco, porque acampar no es lo suyo, pero termina disfrutando cuando decide ir el 24 de diciembre con sus amigas. Todo este desarrollo nace de eventos puntuales.

Yuru Camp es un Iyashikei en el sentido más puro de la palabra. Busca relajar con esos relatos de la vida diaria de sus personajes. No tiene muchas pretensiones, porque realmente no las necesita. Quizás este enfoque evite que pueda calar con un público más acostumbrado a tener un hilo argumentativo que seguir, pero Yuru Camp es de esas series que sabe manejarse muy bien dentro de su estilo y fórmula. Puede que no consiga ese nivel de matices que otras series de premisas similares consigan, pero no por eso debo negar que Yuru Camp es un triunfo.

El problema con analizar Yuru Camp es que es una serie que se defiende mejor viéndola que hablando de ella. Es por eso que dejaré una serie de capturas con algunos de mis paisajes preferidos. No podré mostrar todos los que me gustan, ya que haría muy pesada la entrada, pero confío en que las imágenes hablarán bien por si mismas.

Screenshot (827)

Screenshot (835)

Screenshot (980)

Screenshot (977)

Screenshot (975)

Screenshot (976)

Screenshot (872)

Screenshot (837)

Screenshot (842)

Podría agregar más fondos, pero con los puestos acá creo que se pueden dar una idea del enorme esfuerzo detrás. Miren como combinan los colores y noten que incluso en las imágenes con CGI, como en las que hay casas, la serie logra disimularlo o hacerlo armonioso con los elementos 2D por medio del uso del color, textura, iluminación y muchos otros elementos que en conjunto hacen que la composición de la serie sea sublimen. No recuerdo para formato televisivo que amara tanto a sus escenarios. Quizás Made in Abyss se le compare en este aspecto, pero Yuru Camp consigue estar en niveles muy altos.

Screenshot (963)

Yuru Camp como serie va creciendo y en su último tercio va ganando más confianza a la hora de hacer uso de gags cómicos. Los mejores son los que involucran a la profesora adicta al alcohol. Sin duda una adición acertada la de introducir a este personaje. La forma en que las chicas actúan frente a esta característica de su profesora crea situaciones muy entretenidas. La que parecía ser una serie enfocada en relajar, se transforma en una que es capaz de entretenerme en un sentido más convencional cuando mete situaciones divertidas. Nadeshiko también tiene sus momentos, en los que se saca comentarios o situaciones que a muchos les darán risa.

Para concluir diré que me gustó Yuru Camp y que estoy ansioso por una segunda temporada. No se la recomendaría a todos, ya que es un anime que apunta a un público muy específico. Lo que sí digo es que aún si no fue el mejor anime de la actual temporada, sí consiguió ser el que más me gustó cuando la veía. Yorimoi y After the Rain son mejores, pero Yuru Camp no deja de ser una buena serie que merece mis respetos. Una muestra de que la sustancia en una obra nace de su estilo.

2 comentarios:

  1. ya me tiene harto que toda la supuesta.. imaginacion , el potencial "creativo" de la industria del anime es copiar y pegar los mismo y genericos fondos, que reflejan lo tan vacio y superifial que esta la industria, que no saben crear otras texturas, que no saben crea mundo unicos e insolitos , o jugar con los colores o las texturas , claramente son lo mismo, carajo hasta lo fondos de danny phamtom y invazor zim si destacaron que se vean algo que refleje el estilo de cada serie, estas basuriseries y peliculas de anime, es siempre mas de lo mismo, no es un desafio visual nuevo

    ResponderEliminar
  2. Este es un bonito y precioso anime de esos que calman el alma y corazón y las chicas eran muy lindas y simpáticas :3

    ResponderEliminar

Comentar te dará buen karma, salud y me hará feliz ;)

No soy perfecto y por ende puedo equivocarme. Si considera que he cometido un error, que mi estilo de escritura es malo o que tengo un pésimo gusto, no tenga miedo en corregirme. Intento ser abierto a las críticas y me encanta debatir por lo que no hay problema alguno si difiere con mi opinión. Solo borro cuando spamean o cuando hay insultos a terceros. No baneo, ni borro comentarios donde me insultan así que no hay problema sí desea ofenderme, no obstante sí responderé a los insultos ;)