miércoles, 4 de abril de 2018

A Place Further Than the Universe: Mini Review

Screenshot (1171)

Al Place Further Than the Universe, también conocida como Yorimoi, fue una de las tantas gratas sorpresas que el invierno de 2018 trajo. Este sentimiento de sorpresa nace de que por su premisa no parecía prometer mucho. Una serie de chicas queriendo viajar a la Antártida no es algo que causara tanto furor en la previa de su estreno, pese a que no es tan irrealista el escenario. Si tomamos en cuenta que Madhouse está lejos del nivel de su época más gloriosa, no era imprudente tener cautela ante tal estreno. Por suerte, todos los miedos fueron probados erróneos es su mayoría. Yorimoi es la prueba fehaciente de que el género no es lo más importante a la hora de determinar la calidad de un trabajo, ya que al final lo importante es la ejecución de sus ideas. Yorimoi comprende que es un anime que busca ser agradable de seguir, sin por eso descuidar sus diversos apartados.

Algo que le diferencia de series como K-ON es que el escenario y la premisa no son excusas para crear situaciones con “chicas lindas”. En un moe genérico todo serviría como función para crear una serie donde el atractivo es ver a chicas lindas hacer X actividad. Yorimoi no toma la ruta fácil, teniendo un cast de personajes femeninos que desborda carisma y mucha empatía. No son personajes que pondría en mi top de preferidos, pero dentro de su sencillez mantienen cierto grado de matices que hacen que podamos verlas como persona, no como meras chicas lindas, aún si la serie mantiene un tono esperanzador durante la mayor parte de su emisión.

La historia va sobre 4 chicas que por diversos motivos se embarcan en un viaje a la Antártida. Shirase lo hace porque es la única forma de poder conectar con su madre, fallecida hace años atrás en una expedición en el polo sur. Es por esto que Shirase es el personaje más interesante dentro del cast protagónico. En papel Mari es la protagonista de la serie, pero la chica del infame peinado, y sus otras compañeras, tienen motivos que, aunque importantes para ellas, no se comparan al de Shirase. Esto lo tengo que dejar en claro, debido a que Yorimoi alcanza sus puntos más altos y bajos con Shirase. Durante los primeros episodios vemos como Mari y Shirase conocen a las otras 2 chicas. La primera mitad de la serie toma un papel de construcción. Los 3 primeros se encargan de que el cast principal se forme, mientras que el 4 y 5 sirven como preparación para lo que se viene. El 6 es el que sirve como antesala, ya que consiste en un viaje a Australia que es una parada obligatoria en su camino a la embarcación.

Screenshot (1174)

Usar esa estructura permite que la serie puede crear la base que permitirá que lo que venga del 7 en adelante funcione. Sin embargo, construir la base de una serie utilizando la mitad de los episodios de una serie significa que hay un riesgo de hacer perder interés en el espectador. La serie se las arregla para evitar eso, porque esos primeros episodios consisten en situaciones que nacen y acaban en esos episodios, pero que tienen peso en el desarrollo de las chicas. En otras palabras, hay una sensación de progreso durante este periodo. No se siente que haya episodios desperdiciados, pese a que algunos como el 5 se pudieron haber realizado de mejor manera.

Es este tramo inicial el que mantiene un nivel más consistente de calidad. No llega a los puntos altos de la segunda mitad, pero tampoco tiene muchos momentos donde decaiga. Es una línea con pendiente positiva, pero no tan pronunciada. La segunda mitad es otra historia.

Screenshot (907)

El tramo que va del 7 al 13 de Yorimoi es uno que también deja más sensaciones positivas que negativas, pero cae en ciertas malas prácticas que la primera mitad dejaba entrever que la serie tendría, pero que en ese momento no pesaba tanto por el poco tiempo en que estos fallos estuvieron presentes. Hablo de la poca capacidad de la serie para introducir momentos de alta tensión dramática en arcos personales. No me malinterpreten, Yorimoi se caracterizó por saber finiquitar este tipo de dilemas, dándonos momentos con resoluciones excelentes. El problema es que el caer en la tendencia de meter drama en algunos de los episodios finales, hace que en determinados momentos se sienta algo artificioso.

En ese aspecto Yuru Camp lo hizo mejor, porque entendía que la gente le iba a ver por lo que su carácter agradable producía, manteniéndose consistente en lo que presentaba. Yorimoi sí tuvo buenos arcos y resoluciones en su segunda mitad. El arco de Yuzuki no es que estuviera mal, pero realmente no se siente tan necesario, mientras que el de Hinata posee el peor episodio y la más paupérrima resolución de toda la serie. Aun así creo que sería injusto negar que la serie tenía genuinas intenciones de desarrollar temas con las chicas. Aunque el mayor problema de todo esto es que la serie siempre tuvo esa falta de capacidad para introducir ese tipo de momentos.

Desde el episodio 2 se veía venir, porque hay una particular escena, de cortísima duración, que desencajaba con el resto del episodio. El 5 tuvo cierta construcción sobre el dilema de Mari con su amiga, pero podías notar que la serie trastabillaba un poco cuando intentaba tomar ese tono. Lo que salvó a estos episodios, y al de Yuzuki en la segunda mitad, es que no consumían tanto tiempo en pantalla y al final la resolución siempre terminaba siendo buena. En el penúltimo episodio vimos un poco de esto, porque el antepenúltimo terminó con cierto tono, pero el siguiente tiraba por otro lado. Ese tipo de cambio brusco no evitó que el 12 fuera de los episodios más emotivos de la serie, pero causó que se sintiera una sensación de incomodidad al principio. Aunque en defensa del 12 diré que la serie ya había sentado bases para el conflicto de Shirase, por lo que el fallo se queda más en un cambio brusco de tono entre final de un episodio y principio del siguiente.

De todas formas no quiero que esta mini crítica sea negativa, porque la segunda mitad de Yorimoi tuvo muy buenos momentos. Muchos de estos están entre los mejores que han habido en este primer trimestre que pasó. El episodio donde estas estaban en el barco en una noche de tormenta fue sublime, el episodio final también y el mismo episodio 12 que tanto critiqué tuvo momentos que funcionaron. Digamos que Yorimoi es más que el conjunto de sus partes. No recuerdo la última vez que vi una serie que quisiera tanto a sus personajes. Incluso es hasta autoconsciente de ciertos elementos, como que Mari tiene un peinado horrible. Algo que al inicio de la serie se veía como una mera observación del público de la serie, pero que luego la misma serie hizo ver que los personajes pensaban lo mismo que nosotros sobre ese corte de cabello.

Dentro del cast de personajes adultos destacan Gin y Kanae. Estas 2, sobretodo Gin, mantuvieron un vínculo fuerte con Takako, la difunta madre de Shirase. Ambas servirán no solo como apoyo de las protagonistas, también crecen durante la travesía. Llega un punto en que Gin es junto a Shirase el personaje más interesante y desarrollado de la serie. A esas 2 también podemos agregar a personajes adultos como Yumiko, que sin llegar a ser importantes en la historia, agradan y no se siente que sobren. El conjunto conformado por los miembros de la expedición es bastante ameno, así que se tiene cierta sensación de grupo. Varios de estos poseen personajes peculiares que producen escenas entretenidas. A gusto personal, creo que la tipa que bebía en exceso es la que más carcajadas me sacó de los personajes secundarios.

Screenshot (1173)

La serie para funcionar no solo debía depender de sus personajes. Era necesario ambientar, por lo que la composición tomó un peso importante dentro de la serie. Sin llegar al nivel de los escenarios de Yuru Camp, Yorimoi consigue tener bonitas visuales. No era raro notar esos momentos donde se usaba CGI, pero de todas formas no era un CGI feo a la vista, ya que la serie utiliza una paleta de colores que combina bien. En general la serie consigue ser más que competente en lo visual. Entiende el tipo de planos que debe usar en cada escena, la iluminación se ajusta bien a cada escena y sabe hacer transiciones. Digamos que nunca llega a un punto donde sientas que es visualmente aburrida. La música tiene perfecta sinergia con el tono agradable y ameno de la serie. Sé que estoy dando meras afirmaciones, pero en una mini reseña por escrito no es muy fácil explayarse con ejemplos en este tipo de cosas; sobretodo en lo musical.

Screenshot (1169)

Para no extenderme en exceso. A Place Further Than the Universe es un buen anime. De los mejores estrenos de lo poco que llevamos en 2018, aunque a gusto personal tengo a After the Rain como el mejor anime de lo que va del año. Eso no quita que Yorimoi sea una serie que merezca ser vista por aquellos que son capaces de disfrutar una serie con tono positivo, donde los personajes femeninos son prominentes, sin llegar a ser huecos y vacíos como en series tipo K-ON. Madhouse hizo un trabajo que merece mis aplausos, porque es muy difícil encontrar series con cast de personajes casi completamente femeninos, salvo uno que otro varón en rol secundario, donde las chicas estén tan bien construidas y donde estas sean el eje motor de la historia, evitando usarlas como mero atractivo. Es esa genuina intención de hacer algo bueno lo que permite que el equipo de esta serie consiga salir adelante con un anime que antes de su estreno no tenía a muchos esperándole. Le doy un 77 de 100.

1 comentario:

  1. el diseño moe agoniza el anime, ni jesus ni el buda en vacaciones se ven asi de chafas

    ResponderEliminar

Comentar te dará buen karma, salud y me hará feliz ;)

No soy perfecto y por ende puedo equivocarme. Si considera que he cometido un error, que mi estilo de escritura es malo o que tengo un pésimo gusto, no tenga miedo en corregirme. Intento ser abierto a las críticas y me encanta debatir por lo que no hay problema alguno si difiere con mi opinión. Solo borro cuando spamean o cuando hay insultos a terceros. No baneo, ni borro comentarios donde me insultan así que no hay problema sí desea ofenderme, no obstante sí responderé a los insultos ;)